Timanfaya

 

Parque nacional de Timanfaya

En el siglo XVIII terribles erupciones asolaron Lanzarote. Consecuencia de esta catástrofe, unos 200 kilómetros cuadrados, la cuarta parte de la isla, quedó arrasada y cubierta de lavas y cenizas volcánicas que arrojaron una treintena de bocas eruptivas durante un período entre 1730 y 1736.

En los casi tres siglos transcurridos desde entonces este paisaje apenas ha cambiado desde que se enfriaron los materiales magmáticos, conservando su aspecto lunar por la escasez de los elementos vegetales, y actualmente es uno de los grandes atractivos turísticos de la isla, siendo el de Timanfaya uno de los más visitados de toda la red de parques nacionales de España.

En el año 1969 el Cabildo de Lanzarote inició la explotación turística de la zona donde se habían formado los más imponentes cráteres. Se construyó el restaurante El Diablo sobre el Islote de Hilario, uno de los lugares donde se producen fenómenos geotérmicos de intensidad considerable; aquí se realizan experimentos demostrativos para el visitante. También se diseñó el trazado de la Ruta de los Volcanes, recorrido que se realiza en autocar exclusivamente por algunos de los parajes más impresionantes.

Otra de las atracciones de este Parque Nacional es el paseo sobre dromedarios que se puede realizar junto a la montaña Timanfaya. Es una simpática experiencia del agrado de todos los públicos.

 

Idioma

Municipos de Lanzarote

Lugares para Visitar

El Islote de Hilario

Donde se construyó el restaurante El Diablo, y es uno de los lugares donde se producen fenómenos geotérmicos de intensidad considerable

Timanfaya

Teguise

Es el más antiguo asentamiento conocido de europeos medievales en el archipiélago, correspondiente al primer tercio del siglo XIV.

Conjunto Artístico desde 1980

Primeros Contactos

Lancelotto permaneció durante unos 20 años en actividades comerciales con los habitantes autóctonos hasta que fue expulsado por ellos.

Conquista de la Isla

Volver